Alcalde Armando Quintero se reúne con vecinos por olor a gas en planta de Pemex

ec0699ba-bdb2-4461-90a5-d062b34d1573.jpg

El alcalde de Iztacalco, Armando Quintero Martínez, informó que se reunió con vecinos de la colonia Añil, quienes cerraron la avenida Añil y Río Churubusco por un olor a gas proveniente de una planta de Pemex.

En la reunión, el alcalde acordó con los vecinos realizar una reunión en el punto que ellos mencionan que persiste un fuerte olor a gas, con la finalidad de dar certezas y tranquilidad a los habitantes de la zona.

Quintero Martínez también señaló que Pemex es responsable de informar con toda veracidad la condición del inmueble y los niveles de explosividad, y que la alcaldía está en constante coordinación con la institución.

Respecto a la planta, el alcalde declaró que es normal que haya olores, ya que es una planta Regional de Pemex, misma que distribuye gasolina y diésel a la Ciudad de México, a la zona Metropolitana del Valle de México y una parte de Puebla y Morelos.

Pemex ha informado que no existe peligro de explosión, por lo que los Iztacalquenses pueden estar tranquilos, pues Petróleos Mexicanos no mentirían respecto a la peligrosidad de esta planta.

Además, se realizará un simulacro en presencia de los vecinos de la zona para corroborar los protocolos de acción en caso de alguna emergencia.

Sobre el tema de suelo y subsuelo de la parte de Añil, que ya tiene dos años que abrió el pavimento por la detección de una toma de huachicol, la alcaldía ya está preparando la pavimentación, ya que el dicho espacio no contaba con el permiso necesario debido a los altos niveles de contaminación que había en la tierra.

Pemex ya retiró la tierra contaminada y la sacó de la Ciudad de México, el Gobierno de México apoyó con el relleno de la tierra y la alcaldía tendrá lista la pavimentación.

Pemex garantiza seguridad de planta en Iztacalco

Por su parte, Pemex emitió un comunicado en el que garantiza la seguridad de la planta en Iztacalco.

La empresa señala que la planta cumple con todas las normas de seguridad y que el olor a gas es normal, ya que es una planta de distribución de combustibles.

Pemex también informó que mantiene comunicación con la alcaldía de Iztacalco para atender las inquietudes de los vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top