Denunciados penalmente peloteros ‘cachirules’

PHOTO-2023-11-21-15-33-15.jpg

*Los directores del Registro Civil de Michoacán y del Estado de México presentaron las denuncias ante la FGR y la Fiscalía del Estado, así como ante la SRE, el Inami y el Renapo por el uso de documentación falsa para ostentarse como mexicanos.

 

MORELIA, MICH./ TOLUCA, EDOMEX. El titular de la dirección general del Registro Civil de Michoacán, Juan Carlos Castro Mendoza, informó que se encuentra en marcha una investigación con el propósito de presentar una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), por las actas de nacimiento apócrifas de los peloteros Henry Gatewood y Danry Vásquez, ambos del club Tecolotes de los Dos Laredos de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), quienes ostentan documentos que indican falsamente que fueron registrados en el municipio de La Huacana.

En entrevista, el funcionario comenta que desde que tuvo conocimiento de la situación fueron revisados los libros en la Oficialía del Registro Civil de ese municipio y no se localizó evidencia del registro del nacimiento de ninguno de los dos jugadores, por lo que entregó a Proceso la constancia oficial de la inexistencia de esos registros.

Ante el hecho de que tanto Gatewood como Vásquez, nacidos en Estados Unidos y Venezuela, respectivamente, ostentan actas de nacimiento con las que se hacen pasar como mexicanos —y con las cuales tramitaron pasaportes—, Castro Mendoza considera que pudieron haberlas obtenido ilegalmente de manera virtual mediante “el hackeo” del sistema electrónico del registro de nacimientos.

Como resultado de las primeras investigaciones de la dependencia a su cargo, dice, ya se verificó y se descartó la implicación de algún empleado municipal o estatal en la expedición de las actas falsas a los beisbolistas, pues los documentos únicamente aparecen en el sistema electrónico.

“No fue físicamente, no se hizo un registro en los libros, no hay un apéndice que son los antecedentes del registro de una persona; físicamente nunca se pararon en La Huacana para hacer el trámite. La maniobra debió haber sido de manera totalmente virtual”, detalla el funcionario.

Advierte, sin embargo, que en el estado Michoacán “tenemos protegida la cuestión de la identidad de las personas, garantizamos la legitimidad a través de los libros” y estima que en el sistema electrónico probablemente pudo haber ocurrido un hackeo, lo que “nos señala que hay vulnerabilidad al respecto”, por lo que “habría que revisar la seguridad y el protocolo del Sistema Nacional de Registro”.

Juan Carlos Castro refiere que no es la primera vez que se descubren actas apócrifas en Michoacán, pues “ya hemos detectado que hay cibercafés que de pronto expiden actas de nacimiento o de matrimonio, cuyas claves son de Guerrero o de Chiapas y su código de verificación remite a la información de otra u otras personas”.

Por lo anterior, recomienda a la población realizar sus trámites de identidad de manera directa en las oficialías del Registro Civil, evitando acudir a establecimientos que expiden actas de dudosa procedencia.

Sobre los casos de las actas falsas descubiertas, que suman alrededor de una decena en el tiempo que Castro lleva en su puesto, ya se han presentado las denuncias penales correspondientes.

El funcionario comenta que se trata de una situación muy delicada porque las actas falsas pueden ser utilizadas para diversos fines y considera importante que la FGR tome cartas en el asunto.

“Cuando fuimos a la Fiscalía a presentar la denuncia penal por un caso anterior nos decían que teníamos que ir contra trabajadores del gobierno del estado cuando es evidente que se trata de un tema federal que a ellos les compete porque a final de cuentas lo que se está vulnerando ese Sistema Nacional, no el proceso de registro estatal”, puntualiza.

Por su parte, la dirección general del Registro Civil del Estado de México también entabló denuncias penales ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México en contra de quienes resulten responsables de la expedición ilegal de cinco actas de nacimiento a cuatro jugadores de la LMB —y al padre de uno de ellos— en oficialías ubicadas en territorio mexiquense.

Mariano Ruiz Zubieta, encargado de dicha dependencia, asegura que además ya dio aviso a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), al Instituto Nacional de Migración (INM)y al Registro Nacional de Población (Renapo) para que tomen cartas en el asunto, y se proporcionará la información requerida por la LMB, de ser el caso, pues al tratarse ésta última de un particular, es necesario que medie solicitud.

El funcionario precisó que las actas de nacimiento del pelotero venezolano José Marcos Torres Muro, de los Algodoneros de Unión Laguna, y de su padre, Marco Tulio Torres Ávila, que supuestamente fueron expedidas en las oficialías 1 y 5 de Toluca, respectivamente, no tienen efectos jurídicos porque no hay un libro que las respalde.

En la misma situación se encuentran tres peloteros estadunidenses de los Tecolotes de los Dos Laredos: Brandon Brennan, cuya acta falsa dice que fue expedida en la oficialía 1 de Zinacantepe, así como Alonzo Harris y Cade Gotta, ambos en la 1 del municipio Isidro Fabela.

Ruiz afirma que tras la investigación que publicó Proceso en agosto último —“Cachirules” en el beisbol, la nueva estafa en el deporte mexicano-, y luego de confirmar que los documentos no se encuentran en archivos, las actas fueron reservadas, es decir, ya no pueden imprimirse y ahora sólo tiene acceso a ellas el Ministerio Público.

“En estos casos se habla de un acto ilícito, delictivo, porque las actas físicas no existen en los archivos, en los libros, lo que puede implicar responsabilidad penal, más allá de la administrativa. Estas actas no tienen sustento, no hay ningún apéndice que respalde su legalidad y legitimidad”, dice en entrevista.

Ruiz Zubieta precisó que la responsabilidad por “la imitación” de estos documentos podría recaer en los servidores públicos que los expidieron, pero también en los beisbolistas que se vieron beneficiados, aunque será la fiscalía quien lo determinará.

“Nosotros ya presentamos la denuncia a través de la jefatura jurídica, ya aportamos los elementos probatorios y el Ministerio Público debe hacer las citaciones de las personas involucradas”, indica.

Los delitos que podrían configurarse, refiere, es el de falsificación de documentos oficiales, uso de documento falso, faltas contra la nacionalidad y/o abuso de autoridad. La clasificación de los mismos también le corresponde a la fiscalía.

El funcionario explica que en el Estado de México mil 470 servidores públicos tienen acceso al sistema del registro civil, de los cuales mil 431 están habilitados para modificar actas de nacimiento. No obstante, afirmó que existe la posibilidad de rastrear a quienes realizaron estos movimientos, pues al ingresar queda registrada la clave del usuario, hora y fecha, el trámite realizado y, desde septiembre de 2022, también la computadora que se utilizó con esos fines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top