Nuevo León busca proteger a los animales criados para consumo humano de prácticas crueles

En Nuevo León se crían alrededor de 43 millones de animales para consumo humano, los que no cuentan con ningún tipo de protección, indicó la organización Igualdad Animal, por lo que manifestó que debido a esta situación es que impulsa una iniciativa de ley para dar protección a estos seres vivos destinados a la alimentación durante su crianza.

Igualdad Animal recordó que en México no existe una protección general para los animales e indicó que sólo Hidalgo aprobó en 2022 una iniciativa para protegerlos. Razón por la que dicha ONG trabaja para que se logré este mismo objetivo en Nuevo León, Puebla, Quintana Roo y Veracruz.

La mayoría de estos animales criados son aves: pollos en la industria de la carne y gallinas en la industria del huevo, abundó la organización internacional.

Debido a esto, Igualdad Animal ha realizado investigaciones en las que documenta cómo las gallinas pasan toda su vida en una jaula, sin poder estirar las alas ni hacer comportamientos naturales, cómo se les priva de alimento y agua por días para provocar otro ciclo de postura.

“El 99% de las gallinas utilizadas para la producción de huevos en México, viven en jaulas en un espacio tan pequeño como el de una hoja de papel para cada una, siendo más de 130 millones de gallinas en estas condiciones”, alertó la ONG. 

Sobre los pollos, que son los animales terrestres que más se matan por su carne, Igualdad Animal publicó imágenes de cómo son maltratados desde sus primeros días de vida, cuando son transportados y hasta el sufrimiento que les provoca el crecimiento acelerado, el cual les impide moverse, dejándolos en contacto con sus desechos. “En la industria del huevo, se suele triturar vivos a los machos siendo apenas unos recién nacidos por no ser considerados productivos”, lamentó.

TIENEN APOYO DE MC 

Por este tipo de situaciones, Igualdad Animal, a través de la diputada neoleonesa de Movimiento Ciudadano, Iraís Virginia Reyes de la Torre, promueve en el Congreso de dicha entidad una iniciativa de ley con proyecto de decreto que reforma y adiciona disposiciones de la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad del Estado de Nuevo León, que regula diversos aspectos para mejorar los niveles de bienestar de los animales que se encuentran en granjas y son usados para consumo humano.

Con la presentación de este planteamiento, Nuevo León podría convertirse en la segunda entidad de la República Mexicana en dar protección y cuidado de todas las especies animales, incluyendo a los matados para consumo en la llamada etapa de cría, los que han sido los animales más desprotegidos del marco regulatorio.

LINEAMIENTOS DE PROPUESTA  

Tras lo anterior, Igualdad Animal propone que la protección sea para pollos y gallinas, que se regule la densidad en la crianza, que se prohíba ponerlas en ayuno, que se defina la producción de huevo libre de jaula, se emita una norma técnica estatal que establezca los criterios para este tipo de producción.

Mientras que para todas las especies, va por asegurar que los animales tengan acceso a alimento y agua suficiente, que se alojen en un espacio cómodo, seguro e higiénico, que tengan acceso a suficiente luz y oscuridad, además que se provea de enriquecimiento ambiental, que se tome en cuenta su bienestar y sanidad al realizar la selección genética, que se cuente con protocolos de emergencia, que siempre haya inspección veterinaria cuando se practiquen procedimientos dolorosos, que se prohíba la producción y comercialización de cualquier producto elaborado mediante la alimentación forzada de animales.

Además, quiere que se incluyan disposiciones para asegurar que los animales no sean matados mientras se encuentran conscientes y que se prohíba la venta de cualquier animal en la vía pública, mercados públicos, en vehículos o lugares de venta que no cuenten con autorización por parte de autoridad competente.

Una vez presentada la iniciativa, esta fue turnada a comisiones, por lo que Igualdad Animal apuntó que seguirá trabajando para lograr su votación en sentido positivo, para después pasarla al pleno del Congreso y que ahí sea ratificada para convertirse en ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top