CONSULTORÍA EMPRESARIAL /Diferencias salariales bajo la lupa

CONSULTORIA-EMPRESARIAL.jpg

Por Julio César Briseño Cruz, CEO de Cénit, consultoría empresarial y Banca de Desarrollo

¿Por qué el salario del CEO crece mucho más rápido que el del trabajador promedio?

Un componente clave en la creciente disparidad salarial es el grado de aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

A nivel mundial los ejecutivos ganan mucho más que el trabajador promedio. A principios de la década del 2000, por ejemplo, la disparidad era de 135 veces más nivel de percepciones al ejecutivo que al trabajador en Estados Unidos.

Las diferencias salariales comenzaron a dispararse en la década de 1980 y alcanzando su punto máximo a principios de la década de 2000. La desigualdad de ingresos está en el centro del debate político actual.

En este momento, el centro de los estudios es cuánto del crecimiento en el salario de los ejecutivos podría estar vinculado a la capacidad de un CEO para reconocer innovaciones prometedoras y dirigir a una empresa a invertir en ellas.

Si bien los ejecutivos solo representan una pequeña fracción de la fuerza laboral,  su enorme influencia en la disparidad salarial demuestra precisamente por qué es tan importante comprender mejor cómo se compensa a los ejecutivos.

Los ejecutivos toman decisiones rutinarias del día a día que afectan la productividad de sus empresas, pero también toman grandes decisiones de inversión que pueden alterar el curso de las compañías. Es la habilidad de tomar las decisiones de inversión correctas lo que diferencia a un buen ejecutivo de un malo.

Ahora, la innovación tecnológica es un factor significativo en la disparidad salarial, explicando aproximadamente la mitad de todas las fluctuaciones en la relación entre el salario de los ejecutivos y el de los trabajadores. Su modelo implica que los períodos de rápido cambio tecnológico irán acompañados de aumentos en las diferencias salariales, tanto entre ejecutivos y trabajadores, como entre diferentes altos ejecutivos.

En general, los trabajadores reciben un salario que está determinado por la producción general de la empresa: cuando la producción sube o baja, también lo hacen los salarios.

El pago para los ejecutivos, sin embargo, es más complejo. Muchas de sus tareas diarias, como la gestión de personal, contribuyen directamente a la producción de la empresa, y son compensadas en consecuencia. Sin embargo, a diferencia de otros trabajadores, los ejecutivos también pasan parte de su tiempo en la  planificación para el futuro e identifican nuevas empresas en las que la empresa invierte, y también tienen un retribución por esto.

Existe entonces una correlación entre el pago de los ejecutivos y la rapidez con que crece una empresa. Y la introducción de nuevas tecnologías que aumentaron la productividad de las empresas tiende a proporcionar el mayor impulso en el salario a los ejecutivos que mejor aprovecharon esas tecnologías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top