Tras un mes del derrumbe de la iglesia en Ciudad Madero, aún no hay peritaje

DerrumbeIglesiaSantaCruz.jpg

Tras un mes después del trágico derrumbe de la iglesia de “Santa Cruz” de Ciudad Madero, en Tamaulipas, el peritaje realizado por la Fiscalía General de Justicia aún no ha sido concluido.

Las labores de investigación destinadas a esclarecer las causas del colapso comenzaron el 4 de octubre, tres días después del trágico incidente que cobró la vida de 12 personas y dejó a otras 6 heridas, incluyendo 7 casos de gravedad.

El peritaje todavía está en proceso, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, que no proporcionó una fecha estimada para su finalización.

Una vez que el informe pericial esté disponible, la fiscal encargada del caso podrá determinar la responsabilidad de las partes involucradas y proceder con las citaciones para declarar.

Además de los peritos de la FGJ, 10 profesores de la Facultad de Ingeniería, incluyendo un especialista en sismicidad, recopilaron evidencia en el lugar y la trasladaron al laboratorio de materiales de la Universidad Autónoma de Tamaulipas para colaborar con el informe.

Cuando se llevaron a cabo las investigaciones de campo, el director de la escuela de ingenieros, Roberto Pichardo Ramírez, había planeado inicialmente que el proceso se completara en 15 días, antes de que terminara octubre, sin embargo, esto no fue así.

Hasta el momento, la Fiscalía General de Justicia ha confirmado sólo dos denuncias interpuestas por las víctimas, a pesar de la cantidad de personas fallecidas y heridas en el incidente.

Únicamente se ha citado a declarar a los heridos que se encuentran en condiciones para hacerlo, así como a testigos.

Algunos de los heridos hospitalizados han proporcionado relatos de lo sucedido a agentes de la Policía Investigadora que visitaron los hospitales.

Debido a la magnitud de la tragedia, las autoridades estatales han compartido información sobre la salud de los heridos en hospitales, su evolución y las defunciones, pero hasta la fecha, el Fiscal General de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, no ha hecho declaraciones públicas sobre el asunto.

Respecto al estado de la estructura de la iglesia, la única información disponible proviene del coordinador de Protección Civil de Tamaulipas, Luis Gerardo González, quien afirmó que no tenían conocimiento de fallos en el edificio o grietas.

La última inspección realizada en el templo, construido hace 50 años en la colonia Unidad Nacional, tuvo lugar en 2020 y consistió en una revisión técnica visual a cargo de Protección Civil de Ciudad Madero.

De acuerdo con la Ley de Protección Civil de Tamaulipas, se requiere que cada cinco años, los propietarios de edificios que albergan a grandes concentraciones de personas presenten un informe estructural y eléctrico.

Sin embargo, no se ha revelado si el templo había cumplido con esta exigencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top